Ganar dinero en Internet: ¿cuáles son las metodologías de e-commerce más efectivas?

ganar dinero por internet con shopify e ecommerce

Fuente: networkingcontraelparo.com

Desde hace más de una década que el comercio electrónico (conocido mundialmente como e-commerce) se ha comenzado a posicionar en todo el mundo no solo como una forma de consumo capaz de hacer que la compra de productos sea mucho más cómoda, sino también como un canal de ventas capaz de incrementar exponencialmente la generación de ingresos de marcas y empresas establecidas.

Sin embargo, gracias a que cada vez existe una mayor penetración de Internet en todo el mundo (así como una suerte de democratización en la información de negocios especializada), el e-commerce también se ha convertido en una herramienta legítima para particulares que simplemente desean crear una fuente de ingresos extra.

Teniendo esto en cuenta, puedes pensar que comenzar a ganar dinero en Internet es algo rápido y sencillo, pero la realidad es muy distinta, ya que no solo debes tener en cuenta la inversión de dinero que vas realizar, sino también la de tiempo que se requiere para crear un negocio exitoso. Con esto en mente te explicamos cuáles son las 3 metodologías más efectivas para comenzar a generar ingresos mediante el e-commerce:

Dropshipping

La primera mención que haremos es la del denominado Dropshipping, que se trata (en palabras básicas) de convertirnos en intermediarios entre una empresa productora y el cliente final. Serviremos como un canal directo para no solo comercializar el producto, sino también llevar a cabo todo el proceso logístico necesario.

Aunque este modelo sea ampliamente conocido en el mundo digital, la realidad es que se trata de uno de larga data en el comercio offline, lo que ha facilitado su posicionamiento en las nuevas generaciones de empresarios.

Esta metodología se ha vuelto sumamente popular en el mundo ya que su característica principal es el bajo riesgo. Eso se debe a que lo más importante para poner en práctica esta forma de e-commerce es la habilidad de crear relaciones sólidas con proveedores y clientes, dejando las inversiones monetarias en un segundo plano.

Una vez se hayan cimentado alianzas con proveedores de confianza, y se haya creado los canales de comercialización (sitio web, redes sociales, comunicación tradicional), lo único que falta es comenzar a captar clientes para poder generar ingresos de manera instantánea.

Marca blanca

En segundo lugar tenemos a las marcas blancas que, a pesar de tener algunas similitudes con el modelo anteriormente explicado (y que bien puedan trabajar de forma conjunta) requieren de una inversión de tiempo mucho mayor, siempre manteniendo el gasto de tiempo en un nivel moderado.

Esta forma de negocios está caracterizada por la creación de una marca en su totalidad (logo, colores, personalidad de marca, estilo de las comunicaciones, canales de comercialización, entre otros) que luego será impuesta en un producto elaborado por un tercero, es decir, una marca blanca. No gastaremos ni un centavo en la elaboración del producto, pero sí en “darle una cara”.

Puede que este concepto no sea claro para muchos, sin embargo, solemos verlo en nuestro día a día cuando visitamos grandes cadenas de supermercados que venden productos “propios”, pero de características muy similares a los de marcas tradicionales.

Las marcas blancas se han convertido en grandes aliadas del e-commerce para el mercado Europeo, ya que la cercanía física y los tratados comerciales continentales han hecho que llevar a cabo negocios de esta naturaleza no solo sea realmente sencillo, sino que además puedan traer grandes retornos en poco tiempo.

Afiliados y partners

Gracias a que cada vez más personas tienen acceso a Internet, y el deseo de generar ingresos a través de este, cientos de empresas del mundo han comenzado a lanzar programas de afiliados, con los que es posible comercializar productos de dichas empresas, y ganar una comisión por las ventas realizada.

Se trata de un modelo que requiere de un gran compromiso en el desarrollo de contenido de valor con el que pueda generarse interés sobre ciertos productos. Desde sitios de noticias, hasta espacios para la reseña de bienes y servicios, cada vez más plataformas comercializan productos de terceros y generan ingresos mediante estos.

Sin embargo, los programas de afiliados no son los únicos a través de los cuales una empresa y un emprendedor independiente pueden generar ingresos de forma conjunta. Un ejemplo de esto son los programas de partners (socios). Un ejemplo de esto es el de Shopify partners en España, con el que la gigante canadiense del e-commerce permite que desarrolladores y expertos comercialicen sus productos a través del ecosistema de la plataforma.

Como puedes verlo, el desarrollo de negocios bajo cualquiera de las modalidades explicadas sustituye las inversiones monetarias en buena medida, sin embargo, incrementa el tiempo y esfuerzo que debemos realizar para verdaderamente alcanzar el éxito. Aunque esto último dependa únicamente de nuestro enfoque y resiliencia, conocer las bases de algunos de los modelos más utilizados para generar ingresos en Internet ya es una ventaja.

¿Qué te ha parecido el contenido?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Ha habido 2 votos con una media de 5,00 sobre 5
Cargando…